Tarta o Pie de Manzanas sin gluten

Dicen que cuando uno se baña vienen las mejores ideas. Pues esta receta se me ocurrió mientras me daba una ducha. Tenía unas manzanas delicia que trajimos de un paseo que hicimos a Calango, un pueblo que se encuentra al sur de la Ciudad de Lima, y donde se cultiva un montón de esta variedad de manzana. Aquí te dejo el video del paseo por si te interesa verlo y conocer un poco.

Si pienso en un típico pie de manzana se me viene a la mente una tartera circular con un pastel con borde repulgado y alguna morisqueta en el centro. Así que con esa imagen empecé a imaginarme esta receta.

La masa es básica de mis tartas saladas sin gluten, sólo le agregué un poco de canela para darle ese toque más de postre. Y el relleno está inspirado en el pie de manzana vegano de Annie Bueno.

¡Espero les guste!

INGREDIENTES

Para la masa:

  • 100 gr de harina de arroz
  • 60 gr de harina de amaranto / kiwicha
  • 60 gr almidón (maíz, papa/chuño, mandioca/yuca, arrurruz…)
  • 1 cda de psyllium husk (reemplazos: 1 cda de lino dorado molido o 1 cdta goma xantana)
  • 1 cdta de sal de roca
  • 1/2 cdta de canela
  • 1 huevo eco
  • 2 cda de ghee o mantequilla sin sal
  • Agua c/n

Para el relleno:

  • 1 cda de ghee
  • 3/4 taza de panela (también puede ser azúcar de mascabo, de coco o la que utilices)
  • 1/4 taza de agua o bebida vegetal
  • 5 o 6 manzanas peladas y cortadas en cubitos
  • Jugo de 1/2 limón
  • 1 cdta de extracto de vainilla
  • 1 cdta de canela en polvo
  • 1 cda de fécula (maíz, papa/chuño, mandioca/yuca, arrurruz…)

Para la cobertura:

  • 1 huevo
  • Canela 
  • 1 cdta de panela

PROCEDIMIENTO

La Masa:

  • Lo primero que vamos a hacer es preparar la masa. En un bowl colocamos las harinas y el almidón, el psyllium, la sal y la canela y mezclamos hasta integrar bien. 
  • Luego hacemos un hueco en el centro y colocamos el huevo y las cucharadas de ghee o mantequilla, es importante que esté blando (no derretida). De a poco comenzamos a integrar los secos con los húmedos, del centro hacia afuera y vamos formando la masa. Cuando sea necesario agregamos un poquito de agua, lo vamos viendo a ojo. 
  • Cuando logramos un bollo como este, lo tapamos y lo llevamos a la refrigeradora para que descanse, mínimo 30 minutos. Si es más, mejor. 

El Relleno:

  • Mientras la masa descansa avanzamos con el relleno. En una sartén a fuego moderado a bajo colocamos el ghee y la panela, y esperamos que se vaya derritiendo, ojo que no se queme. Cuando la panela esté disuelta agregamos  el agua o bebida vegetal, las manzanas troceadas, el extracto de vainilla y la canela, y cocinamos unos 10 minutos  aproximadamente, removiendo cada tanto hasta que las manzanas ablanden un poco. 
  • Por último agregamos la fécula, mezclamos y cocinamos por un minuto más, hasta que el líquido se haya absorbido y espese. Este momento es crucial y no hay que sacarle el ojo de encima porque en un segundo se puede pegar todo en la base.  Este paso es importante para que el líquido no humedezca luego la masa. 
  • Dejamos enfriar para armar la tarta.

El Armado:

  • Una vez que tenemos el relleno frío vamos a armar la masa. Es importante sacarla de la refrigeradora unos 15 o 20 minutos antes del armado.
  • Prendemos el horno para que precaliente, a 180 grados. 
  • Tomamos un molde y lo engrasamos un poco, yo uso siempre aceite de coco. 
  • Dividimos la masa en dos, debe quedar un bollo apenas más grande que el otro. Tomamos el más grande y lo estiramos sobre un papel mantequilla según el tamaño de nuestra tartera. Tiene que quedarnos más grande que la superficie para poder cubrir también los bordes, y preferiblemente finita. La colocamos sobre el molde y ajustamos bien hacia todos los bordes. Si es necesario, recortamos y parchamos para que nos quede todo bien parejo.
  • Colocamos el relleno en el interior, insisto en que debe estar frío, a temperatura ambiente, porque si está caliente puede arruinarnos la masa. 
  • Vamos con el resto de la masa, el mismo procedimiento. Sobre un papel mantequilla estiramos dandole la forma del molde, esta vez sí deberá quedarnos del tamaño de la superficie. Lo colocamos sobre el relleno y unimos los bordes con la masa de la base, haciendo un repulgue. 
  • Una vez que la tengamos, hacemos unos pequeños cortes en la superficie y vamos a pincelar con una mezcla de huevo y canela, esto para darle un poco de brillo y también para garantizar que los bordes queden cerrados.
  • Llevamos al horno y cocinamos por unos 40 a 45 minutos, hasta que veamos que esté dorada. El tiempo de cocción depende también del horno de cada uno.  
  • Estará lista cuando la superficie esté dorada y la casa huela a amor. Recomendable dejarla enfriar antes de cortarla. 

Si deseas ver el paso a paso te invito a ver la videoreceta en mi canal de YouTube:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s