Tarta veggie sin gluten para rellenar con lo que quieras

Lo sabemos, ¡las tartas son un éxito! Lo son para comer en casa, para llevar en la vianda del día, para tener siempre algo rico y casero a mano cuando llegamos a nuestro hogar. Me encanta porque una vez que encontramos la masa que mas nos gusta, luego las combinaciones de relleno son infinitas.

Lo que me gusta de esta masa  sin gluten es que utilicé un ingrediente natural que recién estoy descubriendo y que no había encontrado antes en el mercado;  lo mejor de todo es que reemplaza a la famosa goma xántica, aquella que nos ayuda a que nuestras preparaciones con harinas no se desmiguen y podamos trabajarlas, estirarlas, amasarlas.

Se trata del psyllium husk, una semilla que provine de una planta que se llama plantago ovata  y que se utiliza mucho con fines medicinales como laxante natural, en este caso se utiliza la semilla entera molida; para el uso culinario que es el que aquí nos interesa (y por eso es importante comprarlo en dietéticas y tiendas naturistas), sólo se utiliza la cáscara molida y funciona como espesante y aglutinante, dando elasticidad a las preparaciones.

Y luego de esta pequeña explicación, ¡vamos a poner las manos en la masa!

img_2407

Ingredientes para la masa:

  • 200 gr de mix de harina sin gluten o premezcla.
  • 2 cdas de harina de trigo sarraceno
  • 1 cda de psyllium husk. Si no conseguís podés reemplazar por lino molido + goma xantica.
  • 1 huevo de campo o agreoecológico
  • Sal rosada o marina
  • Pimienta
  • 1 cdta de especias molidas (use coriandro, comino e hinojo)
  • 2 cdas de aceite de oliva virgen extra
  • Agua templada c/n

Ingredientes para el relleno:

  • Puré de 1/2 calabaza condimentado a gusto
  • Rodajas de zucchini grillado
  • Daditos de queso fresco o tofu desmenuzado
  • Semillas de girasol y zapallo

img_2412

Procedimiento:

  • En un bowl mezclamos las harinas, el psyllium husk, la sal, la pimienta y las especias molidas.
  • Agregamos a los secos el huevo, el aceite de oliva y mezclamos. Agregamos de a poco agua templada y vamos integrando hasta formar un bollo liso. Tapamos con un paño y llevamos a reposar a la heladera de 2 a 4 horas. Si estamos con poco tiempo, por lo menos 30 minutos; siempre es mejor dar más tiempo de reposo para que la harina absorba bien el líquido, esto siempre facilitará la digestión.
  • Sacamos de la heladera y la dejamos unos minutos antes de estirar. Mientras encendemos el horno a 180 grados para precalentarlo.
  • Espolvoreamos la mesada o la tabla donde la vayamos a estirar con apenas un poco de harina de trigo sarraceno. Estiramos dando forma circular o la que se acomode a nuestro molde, hasta lograr unos 2 o 3 milímetros de espesor.
  • Colocamos la masa sobre un molde con altura previamente engrasado (yo uso aceite de coco neutro) y luego rellenamos.
  • En este caso utilicé ingredientes que tenía preparados del Batchcooking: una base de puré de calabaza condimentado a gusto, por encima rodajas de zucchini grillado y unos trocitos de queso fresco que bien podrían reemplazarse por tofu desmenuzado. Por arriba esparcí algunas semillas de zapallo y girasol que tenía previamente tostadas.
  • Llevamos a horno precalentado a 180 grados por 45 minutos, o hasta que la masa tome un leve color dorado.

img_2417-1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s