Torta de manzanas de mi mamá

Hoy les traigo otra receta con sentimiento. La última fue la de los pancitos de camote que trajeron a mi memoria y a mi presente a mis abuelos. La receta de hoy me traslada de nuevo a mi infancia, esta torta era sinónimo de ruta, de que las vacaciones comenzaban o que nos íbamos de excursión. También ha sido protagonista en excursiones del colegio y en desayunos de cumpleaños, y también se ha llevado tardes domingo mateando en reuniones familiares.

No conozco a nadie que la haya probado y no le haya gustado, y hace rato tenía ganas de hacerla. Se la he pedido a mi madre en varias oportunidades, y la receta siempre se ha colado por ahí. Pero esta vez no, esta vez la apunté en mi cuaderno de recetas tal cual me la indicó ella, le hice algunas modificaciones mínimas para adaptarla y que sea sin gluten.

Me tomé tiempo, porque es una receta fácil y de pocos ingredientes, pero hay que hacerla con amor y paciencia. Cada capa se merece su dedicación. Y no puedo explicarles mi alegría al sacarla del horno. Y no puedo explicarles mi alegría al cortarla y probarla.

Este es un tesoro que sale al mundo desde la cocina de mamá Bety, quien me ha autorizado a compartirla para que la hagan suya. Aquí va mi receta adaptada en su versión sin gluten, y al final de yapa les comparto los ingredientes de la receta original para quien quiera replicarla.

Ingredientes

  • 300 gr de mix de harinas sin gluten o premezcla
  • 1 cda de polvo para hornear bicarbonato
  • 100 gr de ghee o mantequilla blanda
  • 1 taza de leche (yo usé de coco)
  • 1 kg de manzanas (preferentemente verdes)
  • 1 taza de azúcar de coco, mascabo o panela
  • 1 huevo

Procedimiento

  • En un recipiente colocamos el mix de harina, el polvo leudaste, hacemos un hueco y en el centro colocamos el ghee (o mantequilla) y la mitad de la leche. Vamos uniendo de a poco con las manos, desde el centro hacia afuera formando un arenado hasta integrar todos los ingredientes y formar una masa lisa y tierna. La dejamos reposar en la heladera (refri) mínimo media hora, si podemos más mejor.
  • Mientras, pelamos y fileteamos las manzanas y las rociamos con un poco de limón para que no se oscurezcan. Reservamos.
  • Pasado el tiempo de reposo de la masa la sacamos de la heladera y la dividimos en 4 o 5 bollos. Estiramos cada uno del tamaño del molde que hayamos elegido y comenzamos a armar nuestra torta. Pincelamos con materia grasa la base del molde y las paredes (recomiendo usar un molde desmontable) y colocamos una capa de masa. La pinchamos y pincelamos con un poco de la leche que habíamos reservado. Colocamos una fila de manzanas fileteadas, aplastamos un poco con las manos y esparcimos azúcar por arriba. Repetimos este paso hasta llegar a la última capa.
  • Horneamos en horno precalentado a 180/200 grados (según la potencia que tenga tu horno, debe ser moderado) por 40 a 50 minutos. Estará lista cuando la superficie esté dorada y la casa huela a amor.
  • Una vez que esté lista retiramos del horno, dejamos enfriar y luego desmoldamos.

Esta es la mejor torta matera y para la hora del té, ¡yo les avisé!

* Ingredientes receta original:

  • 300 gr de harina leudante
  • 100 gr de mantequilla derretida
  • 1 taza de leche
  • 1 kg de manzanas (preferentemente verdes)
  • 1 taza de azúcar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s